Silliker Ibérica, primera entidad acreditada para la inspección del contenido de las etiquetas de alimentos y bebidas

Silliker Ibérica se ha convertido en la primera entidad acreditada para verificar que el contenido de las etiquetas de los alimentos, las bebidas y los productos alimentarios cumple con los requisitos reglamentarios sobre la información que se debe facilitar a los consumidores, tras haber superado la evaluación de ENAC conforme a la norma internacional ISO 17020.

Las empresas alimentarias deben asegurarse de que la información que aparece en la etiqueta del producto que ponen en el mercado cumple con lo establecido en todas las disposiciones aplicables al producto. Para la confección de estas etiquetas, las empresas deben cumplir con el Reglamento Nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, además de tomar en consideración toda la legislación aplicable al etiquetado como pueden ser normas específicas por tipo de producto y por ingredientes, disposiciones relativas al lote y a las lenguas del etiquetado, las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables, entre otros.

En este sentido, y dada la complejidad de la legislación alimentaria aplicable al etiquetado de alimentos y su continua actualización, la verificación de la adecuación de las etiquetas a la legislación vigente es crucial para los diferentes operadores alimentarios, por lo que contar con certificados de conformidad del etiquetado les permite a estos aportar garantías al mercado sobre la adecuación de la información alimentaria que figura en la etiqueta.

Si este certificado, además, lo emite una entidad acreditada por ENAC como Silliker, el operador alimentario tendrá la seguridad de que esta labor está siendo realizada por una entidad competente, aportando aún más fiabilidad sobre el cumplimiento del etiquetado con los requisitos del reglamento y favoreciendo las relaciones con terceros y por tanto su posición en el mercado. Y es que sólo la inspección acreditada por ENAC aporta una mayor seguridad a las empresas agroalimentarias que contratan el servicio de inspección de sus etiquetas, ya que sólo estas han demostrado a un organismo de acreditación ser técnicamente competentes para realizar la verificación del etiquetado.