Validación y verificación

El objetivo de la actividad de validación y la verificación (V&V) es la confirmación de la fiabilidad de determinada información que puede estar contenida en declaraciones, informes, reportes, memorias, etc. realizadas, generalmente, por una empresa (pero también por un grupo de personas u otras organizaciones).

La validación o la verificación de esa información se lleva a cabo a través de la obtención y recopilación de pruebas o evidencias objetivas que le den respaldo. Dicha confirmación, dependiendo de la característica temporal de la información, diferencia los términos “validación” y “verificación”:

  • La validación se aplica a la información (declaraciones, informes, etc.) que hacen referencia a hechos o eventos con un uso previsto futuro o un resultado proyectado (verosimilitud).
  • La verificación es aplicable a la información (declaraciones, informes, etc.) que aluden a hechos que ya han ocurrido o a resultados que ya se han obtenido (veracidad).

El valor añadido de estas actividades de validación y verificación es aportar confianza al receptor de la información, como pueden ser las administraciones, consumidores, propietarios de esquemas, fabricantes u otras partes interesadas sobre estas declaraciones o informaciones.

Pero, para lograr de manera definitiva dicha confianza, es preciso que los servicios de V&V demuestren que son competentes para la actividad que realizan y que actúan con la necesaria integridad. El único mecanismo reconocido internacionalmente para demostrarlo es la acreditación conforme a la norma UNE EN ISO/IEC 17029.

Dicha norma, que servirá como base para todos los tipos de V&V, es aplicable a los organismos de validación y verificación de cualquier sector, y se debe usar acompañada de programas y esquemas con requisitos específicos para sus procesos y procedimientos de validación y verificación.

Toda la documentación de ENAC relativa a los criterios y procedimientos de acreditación en materia de validación y verificación puede encontrarla en el apartado DOCUMENTOS.

Servicios acreditados

Antes de la publicación de esta norma a nivel internacional, el mercado contaba con actividades acreditadas de V&V para informes de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), tales como el régimen europeo de comercio de derechos de emisión basado en regulación europea o el Programa CORSIA de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) acreditadas por ENAC conforme a la norma ISO 14065.

De manera adicional a estas actividades, se abren ahora multitud de posibles aplicaciones para la información declarada y verificada (o validada) relacionadas, sobre todo, con el ámbito de las nuevas tecnologías, la gestión de la energía, la gestión financiera y la no financiera (los informes de sostenibilidad y de responsabilidad social), la seguridad en la maquinaria, los sistemas de automatización industrial, la ingeniería de sistemas y software, inteligencia artificial, la tecnología de la información, los productos para el cuidado de la salud y dispositivos médicos, ingeniería de seguridad y diseño, etc.

Más información:

Preguntas frecuentes:

Conozca la respuesta a las principales cuestiones relacionadas con la acreditación

Dado que los requisitos contenidos en ISO 17029 son genéricos, es necesario que el verificador/validador opere bajo las reglas de un esquema o programa de validación/verificación particular.

Dicho esquema o programa es un conjunto de reglas, procedimientos y procesos de gestión para llevar a cabo las actividades de V&V junto con reglas del programa para la organización que se responsabiliza de la declaración, para la confección y el contenido de las declaraciones, su periodicidad, uso de marcas o referencias al esquema, etc. El programa puede ser internacional, regional, sectorial, voluntario o regulado, etc. Todo esquema debe establecer, entre otros elementos, los siguientes:

Los tipos de declaraciones / información objeto de la V&V y los requisitos frente a los que se evaluarán.

Los criterios de competencia del personal y equipo del organismo de V&V.

Los pasos mínimos de los procesos para llevar a cabo la V&V.

Las actividades de recopilación de evidencias para proceder a establecer un juicio sobre la confirmación de la información contenida en la declaración.

Los registros que deberían conservarse como evidencia de la realización de la V&V.

El tipo de dictamen o informe emitido, la manera en la que ha de interpretarse los resultados de la V&V y las actividades de revisión para asegurar que se han realizado todas las actividades conforme a los requisitos del programa, etc.
No pueden ser objeto de V&V, dentro del alcance de la norma ISO 17029:

los resultados de otras actividades de evaluación de la conformidad, por ejemplo, un certificado del tipo que sea, un acta o informe de inspección o un informe de ensayo.

las situaciones en las que las actividades de validación / verificación se llevan a cabo como etapas intermedias dentro de otro proceso más amplio de evaluación de la conformidad, por ejemplo, validación de métodos de ensayo de acuerdo con lo establecido por ISO 17025 o examen y verificación del diseño en el contexto de inspección ISO 17020.
La validación se aplica a la información (declaraciones, informes, reportes, etc.) que hacen referencia a hechos o eventos con un uso previsto futuro o un resultado proyectado. Se confirma o no, la verosimilitud de lo declarado.

La verificación es aplicable a la información (declaraciones, informes, reportes, etc.) que aluden a hechos que ya han ocurrido o a resultados que ya se han obtenido. Se confirma o no, la veracidad de lo declarado.