Actualidad de la acreditación

Laboratorio CIFGA consigue la acreditación como Productor de Materiales de Referencia en el campo de biotoxinas marinas

El Laboratorio CIFGA, nacido hace una década como spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela, ha obtenido la acreditación de ENAC para una de sus principales actividades: la producción de materiales de referencia (MR) certificados de compuestos de biotoxinas marinas. Se convierte así en el primer proveedor de MR acreditado para esta actividad en España y Europa.

La acreditación nos ha parecido el método idóneo para conseguir la confianza de nuestros clientes, ya que existen compañías en el mercado que ofrecen varios tipos de materiales relacionados con las biotoxinas marinas pero cuya fiabilidad no está contrastada. Buscábamos la diferenciación frente a la competencia con productos de probada calidad, explica el equipo técnico del Laboratorio CIFGA.

Las biotoxinas marinas son sustancias tóxicas producidas por algas microscópicas (fitoplancton) que pueden acumularse en mariscos y peces y provocar daños de distinta consideración en las personas que ingieren estos alimentos. Por este motivo, la UE dispone de  legislación relativa a la detección y control de estos compuestos (el reglamento UE 15/2011) que requiere el desarrollo de materiales de referencia certificados.

Dado que la contaminación de los productos marinos con toxinas marinas se ha convertido en un problema creciente en todo el mundo, los integrantes del laboratorio subrayan que la acreditación puede aportar más garantías a su control:

“El uso de materiales de referencia certificados, desde el punto de vista metrológico, debería contribuir a que los análisis realizados tengan una mayor fiabilidad y esto se traduciría en un control más riguroso de los productos destinados al consumo. Además, con el paso del tiempo se dispondría de una base de datos con resultados comparables para los productos marinos en diferentes lugares, lo cual sería interesante desde el punto de vista epidemiológico”.

Para el equipo técnico de CIFGA, esta garantía añadida supondrá una clara diferenciación ante el mercado global y sus clientes:

“La existencia de materiales de referencia acreditados debería suponer su uso por parte de todos los organismos oficiales de control que se dediquen a analizar la presencia de biotoxinas marinas en productos de la pesca y la acuicultura antes de su entrada en la cadena alimenticia. Al tratarse de un mercado global esta acreditación -hasta donde tenemos conocimiento- única en el mundo nos diferenciaría también frente a compañías de otros países”.