Principios de funcionamiento

El activo principal de una entidad de acreditación es la confianza que inspire en sus actuaciones. Por ello debe operar en todo momento atendiendo a los más rigurosos principios éticos y profesionales de forma que no sólo garantice de manera incontestable su independencia, imparcialidad, transparencia y objetividad sino que debe en todo momento ser claramente percibida como tal. En ENAC para lograr este objetivo trabajamos siguiendo los siguientes principios de funcionamiento:

  • Nos mueve una clara vocación de servicio público dirigido a todos aquellos que tienen intereses en los distintos aspectos de la acreditación de evaluadores de la conformidad, las partes interesadas, aportándoles valor y contando con su participación.
  • Mantenemos la máxima exigencia en lo que afecta a nuestra objetividad e imparcialidad, por ello, no pertenecemos a ningún grupo empresarial, ni somos propiedad de empresa o institución alguna. Tampoco tenemos ninguna vinculación técnica, financiera, comercial o de cualquier otra índole, con ninguna organización o empresa externa.
  • Actuamos en todo momento de manera no discriminatoria, de forma que el acceso a la acreditación no esté condicionado al tamaño del organismo solicitante ni a su pertenencia a una asociación o grupo, ni esté sometido a condicionamientos financieros indebidos.
  • Nuestras decisiones se basan en criterios exclusivamente técnicos e independientes de intereses comerciales.
  • Nuestras operaciones están presididas por criterios de transparencia, siendo públicas todas las normas y procedimientos, así como la relación de entidades acreditadas y el contenido y alcance de las acreditaciones.
  • Somos una organización abierta a la participación, tanto en el plano técnico a través de diversos mecanismos, como en el de establecimiento de nuestras políticas, de todas las partes interesadas (representantes de la industria, organizaciones profesionales y científicas, la Administración, así como representantes de los propios organismos evaluadores de la conformidad acreditados). Estas se incorporan, de acuerdo a lo establecido en los estatutos, a los Órganos de Gobierno, que supervisan, a su vez, que la actividad se ajusta en todo momento a los fines de ENAC y a los principios de imparcialidad e independencia.
  • Mantenemos el máximo reconocimiento internacional de la acreditación, para lo cual cooperamos intensamente con el resto de organismos de acreditación en los diferentes foros internacionales. Además somos firmantes de todos los Acuerdos Multilaterales de Reconocimiento, lo que permite la máxima aceptación internacional de los servicios acreditados por ENAC.