Certificación de productos, procesos y servicios

La certificación de productos, procesos y servicios tiene como finalidad demostrar al mercado y a los organismos reguladores que un proveedor puede y de hecho produce productos, desarrolla procesos o presta servicios que cumplen unos requisitos de calidad y medioambientales definidos.

La acreditación de las entidades de certificación de producto que conceden distintivos o marcas de calidad, medioambientales o de sostenibilidad es el sistema más aceptado para generar confianza en dichas marcas, y por tanto en la calidad que representan.

Hoy la certificación acreditada está presente en los distintos sectores de actividad –industria, agricultura y ganadería, energía, construcción, sanidad, transporte, telecomunicaciones,…- generando confianza en las "marcas de calidad" de una gran variedad de productos industriales y de consumo, de procesos y de servicios.

Más de 150 entidades de certificación de producto acreditadas aportan esa garantía a las empresas de los distintos sectores.

Certificación de productos

En la actualidad la certificación de producto acreditada abarca una gran variedad de productos manufacturados de todo tipo: -materiales metálicos, electrodomésticos, materiales de construcción, material eléctrico, parques eólicos, producto forestal, producto artesano, alimentos y productos del sector primario y diferentes tipos de servicios como establecimientos turísticos, tanto en el campo reglamentario como en el voluntario.

La certificación de productos suele conllevar múltiples actividades de evaluación tales como inspección de procesos de fabricación, ensayos sobre muestras tomadas por la entidad de certificación, y, en ocasiones, auditoría del sistema de calidad y todo ello en función del producto que se certifica.

Certificación de procesos y servicios

El peso que el sector servicios tiene en la economía es cada día mayor, como lo es el nivel de exigencia en relación a su calidad. Por ello no es extraño que la actividad de certificación acreditada de servicios esté experimentando un fuerte auge.

Un claro ejemplo lo constituyen los esquemas de certificación acreditada para la calidad de los servicios portuarios, del turismo de naturaleza o de los servicios de salud.

El esquema de certificación acreditada para la calidad de los servicios portuarios establece una serie de características clave para los distintos aspectos del servicio (infraestructuras portuarias y equipos, gestión del tráfico y del espacio portuario, servicios al automóvil y servicios al buque…) que las empresas concesionarias de terminales o estaciones marítimas y las navieras prestan a los tráficos de personas y de mercancías, y que responden a los requisitos de costes, flexibilidad, tiempos de espera, fiabilidad y evitación de daños de este tipo transporte.

Por su parte, las entidades acreditadas para certificar los servicios de turismo de naturaleza actúan para la concesión de la marca Parque Natural de Andalucía, distintivo de calidad que otorga la Consejería de Medio Ambiente a los servicios en los Parques Naturales Andaluces y sus áreas de influencia socioeconómica.

También en el sector sanitario la certificación acreditada está experimentando un auge importante. En la actualidad, en España operan entidades acreditadas para certificar los servicios de centros sanitarios o bancos de sangre entre otras actividades.

Certificación de I+D+i

La creciente importancia que para el desarrollo empresarial y el mantenimiento de la competitividad tienen las actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica (I+D+i), se ha traducido en el desarrollo de medidas de apoyo y fomento a dichas actividades.

La Certificación de Proyectos de I+D+i es un instrumento que la Administración Pública pone a disposición de las empresas, con el que incentivan con beneficios fiscales los gastos e inversiones realizados en actividades de I+D y de innovación tecnológica (según lo dispuesto en el artículo 35 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades).

Para facilitar el acceso a estos incentivos fiscales, las empresas pueden solicitar al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio un informe motivado en el que se refleje el contenido de I+D+i de un determinado proyecto. Este informe es vinculante para la Administración Tributaria y confiere, por tanto, a la empresa una total seguridad jurídica a la hora de aplicar las desgravaciones correspondientes a sus gastos en I+D+i.

Para solicitar el informe motivado la empresa debe contar con un informe técnico y económico de evaluación del proyecto Certificado por una entidad acreditada por ENAC para certificar los proyectos de las diferentes disciplinas tecnológicas.

La independencia exigida a las Entidades de Certificación acreditadas por ENAC, junto con la garantía de su competencia técnica, permite disponer de una información objetiva y homogénea acerca de los contenidos de los proyectos certificados y de los presupuestos y gastos asociados a dichos contenidos, y de la identificación del personal investigador.

La norma de referencia para la acreditación de una entidad de certificación de producto es la UNE-EN ISO/IEC 17065. Toda la documentación ENAC relativa a los criterios y procedimientos de acreditación de la certificación de producto puede encontrarla en el apartado DOCUMENTOS.

Más información:

Filtrar por

¿Tienes más dudas?

Puedes consultar todas nuestras consultas frecuentes en este enlace.