Nuevo esquema de acreditación en relación al cumplimiento de requisitos medioambientales en los proyectos del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia

Todas las reformas o inversiones que se ejecuten en el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), en aplicación a la legislación europea, deben cumplir con el principio de “no causar un perjuicio significativo” (o principio DNSH, do no significant harm) a los objetivos medioambientales recogidos en el Reglamento (UE) 2020/852.

Esto implica que, como parte de la evaluación de las solicitudes de ayudas, la Administración exigirá a los solicitantes la demostración de dicho cumplimiento mediante una autoevaluación en la que se justifique dicho cumplimiento. En ocasiones, la autoevaluación deberá ir acompañada de un informe de validación de la misma realizado por un evaluador independiente, que confirme las conclusiones de la autoevaluación y garantice que estas tienen una base técnica sólida, son razonables y están suficiente y apropiadamente justificadas.

En este marco, ENAC, a instancias de la Dirección General de Industria y de la PYME del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha desarrollado un esquema de acreditación que tiene como objetivo aportar confianza a la Administración en la competencia y el buen hacer de dichos evaluadores y su sujeción a normas internacionales, en este caso, la norma UNE-EN ISO/IEC 17029:2019, que establece los requisitos para los organismos de verificación y validación, y la norma ISO/IEC 14065:2020, que establece los requisitos para los organismos de verificación y validación de información ambiental.

El esquema podrá ser utilizado por otros organismos, departamentos o administraciones que puedan requerir este tipo de evaluación independiente dentro de sus programas de ayudas.

Para más información, puede consultar el documento completo en el siguiente enlace o contactar con Juan Peláez, técnico del departamento de Certificación y Verificación de ENAC