La apuesta por la I+D+i continúa constituyendo un factor fundamental en la competitividad de las empresas y el crecimiento económico, al que los servicios de los evaluadores acreditados siguen dando respuesta, participando como agentes colaboradores y facilitadores de las políticas fiscales y de apoyo (subvenciones) para su fomento.

En este aspecto, la acreditación de ENAC es una pieza fundamental en el funcionamiento de mecanismos específicos diseñados por el gobierno para lograr un uso más eficaz por parte de las empresas de ciertas desgravaciones fiscales a las inversiones en Investigación y Desarrollo.

Pero, más allá de este caso particular, la acreditación posee un potencial dinamizador de la innovación y el conocimiento pocas veces ponderado y que está en la base misma de su actividad, y es el hecho de que en los procesos de acreditación se recurra a expertos técnicos del más alto nivel pertenecientes a instituciones, centros de investigación y universidades.

De esta manera, se logra una interacción entre los grandes centros de investigación y las pequeñas empresas (principalmente laboratorios), lo que facilita la transferencia de conocimientos y know-how de esos centros públicos de investigación hacia laboratorios y otros evaluadores de la conformidad que dan servicio directo a la industria y a la administración lo que revierte en un beneficio para la sociedad en su conjunto.

Ejemplos de servicios acreditados

Sobre la base de la independencia y la competencia técnica demostrada por las entidades de certificación acreditadas por ENAC, el sistema de acreditación pone a disposición de la empresa española una herramienta fiable para demostrar el componente innovador de sus proyectos y actividades, que proporciona, a su vez, a la Administración, información objetiva y homogénea. Además, favorece la creación de un clima de confianza y de mayor certidumbre, tanto para las empresas que han de tomar las decisiones de inversión como para el resto de las partes interesadas, lo que facilita la aplicación práctica de las políticas diseñadas por los poderes públicos para el fomento del I+D+i a través de la mejora del sistema financiero y el marco fiscal de apoyo a la I+D+i.

Contar con evaluadores acreditados por ENAC ahorra tiempo y dinero

Beneficios de la acreditación

+ Seguridad en productos y servicios
+ Seguridad jurídica
+ Prestigio
+ Ahorro y eficiencia
+ Mercados
+ Acceso a compras públicas

¿Tienes más dudas sobre ENAC o la acreditación?

Para ampliar información, consulta nuestra área de preguntas frecuentes.