La DGT confía en la inspección acreditada por ENAC para la supervisión de sus centros colaboradores en materia de formación

La Entidad Nacional de Acreditación y la Dirección General de Tráfico han presentado el nuevo esquema de acreditación para la inspección de centros de formación colaboradores de la DGT, en el que se recogen los requisitos para realizar labores de auditoría, inspección y control de los siguientes centros y cursos:

  • Escuelas particulares de conductores o autoescuelas, cuya cifra alcanza los 9.000 centros donde los ciudadanos acuden para obtener los distintos permisos de conducción.
  • Cursos para obtener el permiso de conducción de motocicletas (clase A), que no requieren de examen posterior. Por ello, es más importante si cabe inspeccionar y garantizar que la calidad de la formación cumple con los requisitos establecidos por la Administración. En 2018, se impartieron cerca de 17.000 cursos de este tipo.
  • Cursos de sensibilización y reeducación para recuperación de puntos o del permiso de conducción, que en 2018 alcanzaron un total de 6.670.
  • Centros y cursos de mercancías peligrosas, específicos para obtener esta autorización, y que en 2018 superaron los 7.000.

Asimismo, se prevé que próximamente este esquema se amplíe a la certificación y control de los cursos de conducción segura.

Este nuevo esquema de acreditación supone, además de una mejora en el control del funcionamiento de los centros de formación para la Dirección General de Tráfico, una oportunidad para los propios alumnos de las autoescuelas, que podrán estar seguros de recibir formación en centros inspeccionados por una entidad que ha demostrado su competencia técnica a una tercera parte independiente, ENAC.

Pere Navarro, Director General de Tráfico, aseguró en la jornada de presentación del esquema que con la publicación de este esquema, “iniciamos una forma de trabajo que creemos imprescindible de cara al futuro de la Dirección General de Tráfico. Diseñamos, dibujamos y regulamos en materia de formación vial, pero hemos de garantizar el cumplimiento de estas normas. De ahí nace la colaboración público-privada con ENAC”.

Por su parte, para Beatriz Rivera, directora general de ENAC, “el objetivo de esta colaboración es generar confianza en los resultados e informes que emiten las entidades de inspección que serán colaboradoras de la Dirección General de Tráfico”.

“La Dirección General de Tráfico es la autoridad competente en materia de formación de conductores y seguridad vial. En ENAC, por nuestra parte, somos expertos en materia de inspección y acreditación. Con esta sinergia, queremos que el esquema de acreditación que presentamos hoy sea el paradigma de la colaboración público-privada con garantía de fiabilidad”.

Por tanto, con la presentación de este esquema, ENAC se encuentra ya en disposición de acreditar a las entidades de inspección que prestan servicios a los centros de formación colaboradores de la DGT. Por su parte, la Dirección General de Tráfico presentará próximamente un concurso público para las entidades de inspección de centros de formación colaboradores, que necesitarán obligatoriamente estar acreditadas por ENAC.

 

Por qué contar con inspección acreditada

La acreditación es el mecanismo internacionalmente aceptado para determinar la competencia técnica de evaluadores como son las entidades de inspección, ofreciendo, tanto al mercado en general como a la Administración Pública, la seguridad de optar las empresas que ofrecen servicios de evaluación con la máxima fiabilidad. De este modo, contar con servicios de inspección acreditados por ENAC es optar por servicios que han demostrado su solvencia técnica frente a una norma internacionalmente reconocida, la UNE-EN ISO/IEC 17020, lo que proporcionará la confianza que demandan los clientes y, por tanto, un valor añadido en términos de eficiencia y seguridad, además de posibilitar la apertura a nuevos mercados y facilitar el acceso a compras públicas.