Saltar al contenido

policia-cientifica-inspeccion-ocular

policia-cientifica-inspeccion-ocular

ENAC acredita a la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía para inspecciones técnico-policiales en la escena del crimen

“El principal beneficio obtenido por la acreditación de ENAC ha sido un refuerzo en la confianza de nuestros informes de resultados en cuanto a su valoración en sede judicial y el intercambio de datos por parte de otros cuerpos policiales tanto a nivel nacional como internacional”, explica D. Mario Rica Matea, Inspector Jefe y Jefe de la Sección de Calidad de la Comisaría General de Policía Científica.

La Unidad Central de Investigación Científica y Técnica (UCICT) de la Comisaría General de Policía Científica continúa ampliando el alcance de su acreditación, incorporando, en esta ocasión en colaboración con la Unidad Central de Coordinación Operativa (UCCO), la acreditación conforme a la norma ISO 17020 para la realización de inspecciones técnico-policiales en la escena de un delito, un esquema desarrollado en colaboración con las instituciones y cuerpos de seguridad.

D. Mario Rica Matea, Inspector Jefe y Jefe de la Sección de Calidad de la Comisaría General de Policía Científica, nos explica en esta entrevista la importancia de contar con la acreditación para la realización de la inspección técnico-policial, parte inicial del proceso científico forense, que comienza en el momento en que se requiere la presencia de un equipo de policía científica para la inspección en la escena del crimen.

 

La Comisaría General de Policía Científica apuesta, desde hace años, por la acreditación de sus laboratorios de análisis forenses, ¿qué beneficios les ha aportado?

Al estar acreditados por la UNE EN ISO/IEC 17025 para diferentes actividades, el principal beneficio obtenido ha sido un refuerzo en la confianza de nuestros informes de resultados en cuanto a su valoración en sede judicial y el intercambio de datos por parte de otros cuerpos policiales tanto a nivel nacional como internacional. Es notoria la seguridad con la que nuestro personal acude al ser llamados a declarar oralmente en relación con dichos informes, debido especialmente al respaldo que les aporta un sistema de calidad acreditado por ENAC. Por otro lado, a nivel internacional es importante formar parte de redes forenses como la red europea ENFSI, que exige estar acreditado en especialidades forenses relacionadas con la identificación (Lofoscopia y ADN) y la recomendación de tener dicha acreditación, también en el resto de especialidades que cada institución desarrolla, así como en la inspección ocular técnico policial.

“A nivel internacional, es importante formar parte de redes forenses como la red europea ENFSI, que exige estar acreditado en especialidades forenses relacionadas con la identificación”.

 

En esta ocasión, han recibido la acreditación de ENAC para inspecciones técnico-policiales en la escena del crimen. ¿Qué importancia tienen estas inspecciones dentro del proceso científico forense?

Las inspecciones técnico-policiales (ITPs), también conocidas como inspecciones oculares, son la piedra angular sobre la que se soporta el proceso forense. El principio por el que en un hecho criminal siempre se produce alguna transferencia entre los tres elementos básicos de un crimen como son el lugar del hecho, la víctima y el autor, nos obliga a llevar a cabo la mejor ITP posible. Llevar a cabo dicha inspección bajo unos protocolos estandarizados y acreditados conforme a una norma reconocida internacionalmente aporta un “plus” de confianza en los resultados finales y mejora el resto de los pasos en la investigación, tanto desde el punto de vista del proceso forense (analíticas que hay que llevar a cabo sobre los vestigios recogidos), como policialmente, al descartar desde el inicio opciones inverosímiles o no sujetas al método científico que en todo caso consumirían recursos innecesariamente.

 

¿Por qué consideraron necesario acreditar estos servicios de inspección?

Precisamente por los dos datos adelantados anteriormente: la ITP como base principal del proceso forense y el reconocimiento internacional que la UE recomienda para desarrollar e implantar un área de ciencia forense en toda la UE. Después de más de 10 años de tener acreditadas actividades forenses de laboratorio, entendimos que había llegado el momento de cumplir con las recomendaciones de la UE y las garantías judiciales. Todo nos empujaba a buscar la acreditación del proceso inicial por el que los vestigios llegaban a los laboratorios para ser analizados con protocolos acreditados y eso fue lo que hicimos.

“Llevar a cabo una inspección bajo unos protocolos estandarizados y acreditados conforme a una norma reconocida internacionalmente aporta un “plus” de confianza en los resultados finales y mejora el resto de los pasos en la investigación”.

 

¿Por qué se han decidido a solicitar la acreditación en estos momentos?

En primer lugar, existía un serio problema de conocimiento de la ISO 17020 en el ámbito forense. Es una norma que no es precisamente fácil de adaptar a este contexto y, aunque se han publicado guías y recomendaciones en este sentido por diferentes organismos, abordar la implantación de un sistema de calidad en base a la misma y acreditarlo se antojaba un reto demasiado complejo.

Por otro lado, la recomendación de UE sobre la acreditación de estas inspecciones no se produjo hasta haber consolidado en la mayoría de los países la acreditación conforme a la norma ISO 17025 de los análisis de ADN e Identificación Dactilar, algo que no se produjo hasta después del 2015. El tercer factor que influyó en la decisión final fue que en el comité de ISO 272 se estaba empezando a desarrollar la ISO 21043 referida a todo el proceso forense, desde su inicio en las inspecciones oculares hasta su finalización con la declaración en sede judicial. La parte 2 de la ISO 21043 (Reconocimiento, registro, recogida, transporte y almacenamiento de ítems) está dedicada expresamente a los condicionantes y requisitos que hay que cumplir en una ITP, sé publicó en 2018 y fue traducida al español publicándose finalmente en 2020. En resumen, la CGPC estimó conveniente iniciar con pasos seguros el camino de la acreditación de ITPs tras la consolidación de estos aspectos, y de ahí que sea en este momento cuando lo hayamos abordado.