Acreditación de ENAC para una gestión eficiente de la energía

En la actual situación económica que atravesamos se exige al tejido empresarial un esfuerzo para conseguir, en la medida de lo posible, un mayor ahorro de costes y una mayor sostenibilidad. En este marco, una gestión eficiente de la energía es de gran importancia debido al aumento de la necesidad de la misma en algunos sectores económicos, como el industrial, y puede contribuir al éxito de cualquier empresa.

Para lograrlo, la implantación de un Sistema de Gestión de la Energía (SGEn) es de gran ayuda ya que entre los principales beneficios que se pueden conseguir destacan una mejora en los procesos de contratación de los suministros energéticos así como el aumento de la disponibilidad de estos, el cumplimiento de la legislación vigente,una reducción de costes y, por lo tanto, una mejora de resultados empresariales.

La norma UNE-EN ISO 50001:2011 establece los requisitos que debe poseer un Sistema de Gestión Energética con el fin de realizar mejoras continuas y sistemáticas del rendimiento energético de las organizaciones, independientemente de su sector de actividad o su tamaño. Así, tiene como objetivo fundamental conseguir la mejora del desempeño energético de las organizaciones en las que se implanta, posibilitando la reducción de los costes de la energía asociados a sus actividades y, en consecuencia, de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por lo tanto, una vez implantado el sistema, resulta interesante el respaldo de una certificación acreditada por ENAC, de forma que un tercero independiente de la empresa, avale y dé garantía del cumplimiento de la organización con los requisitos de esta norma ante otras partes interesadas, como inversores, accionistas, clientes, administración pública, etc.

La acreditación en esta actividad atestigua que la entidad acreditada dispone de personal competente y de procesos de evaluación y decisión validados y solventes para evaluar que la organización a certificar dispone de un Sistema de Gestión de la Energía que le permite desarrollar su política energética, estableciendo objetivos, metas y planes de acción para alcanzar estos compromisos y tomar acciones necesarias para mejorar su desempeño energético.

La certificación acreditada de acuerdo a esta norma internacional es, además, muy probable que pueda ser  utilizada como presunción de conformidad con legislación europea sobre eficiencia energética que obliga a la realización periódica de auditorías energéticas a grandes empresas.

La acreditación de ENAC se concede utilizando como referencia la norma ISO 17021, aplicable a la certificación de sistemas de gestión.

Esta primera acreditación se ha concedido a LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NORMALIZACIÓN Y CERTIFICACIÓN (AENOR) en los siguientes grupos de actividades:

 • Industria Pesada (Usuarios intensivos de energía),

 • Industria Ligera,

 • Terciario en edificios medianos y grandes (Gran Terciario),

 • Terciario en edificios pequeños,

 • Generación y suministro de energía. Minería,

 • Transporte.