Ensayos

Cuando se utiliza un laboratorio para realizar ensayos sobre productos, para determinar sus características, como parte del control de calidad o para determinar el cumplimiento con determinados requisitos establecidos en normas o especificaciones, es necesario estar seguro de que es capaz de proporcionar resultados correctos en los que se pueda confiar o, lo que es lo mismo, que se trata un laboratorio técnicamente competente.

Para las empresas, recurrir a un laboratorio que asegure la máxima competencia técnica es fundamental para garantizar la fiabilidad de sus productos o servicios, minimizar riesgos y aumentar la confianza de sus clientes así como la aceptación de sus productos en otros mercados.

Más de 800 laboratorios de ensayo acreditados aportan esa garantía a las empresas de todos los sectores: construcción, automoción, telecomunicaciones, energía, transportes, química, sanidad, agricultura, medioambiente, acústica, productos manufacturados, etc.

Toda la documentación ENAC relativa a los criterios y procedimientos de acreditación de los laboratorios de ensayo puede encontrarla en el apartado DOCUMENTOS.

La norma de referencia para la acreditación de un laboratorio de ensayo es la UNE-EN ISO/IEC 17025.

¿Qué diferencia hay entre certificación y acreditación?

La competencia técnica, más allá de la gestión de la calidad

Los clientes de laboratorios acreditados les solicitan, en ocasiones, obtener la certificación ISO 9001 para demostrar que disponen de un control total de sus procesos. Sin embargo, estos laboratorios ya cumplen con los requisitos de la ISO 9001 desde el momento en que obtienen la acreditación según ISO 17025.

Consulte el comunicado conjunto de ISO-ILAC-IAF sobre la norma ISO 17025, que ha sido actualizado para confirmar que los laboratorios acreditados según dicha norma cuentan con un sistema de gestión de calidad reconocido, que reduce la necesidad de repetir auditorías y permite a los laboratorios centrarse en ofrecer resultados fiables y de calidad a sus clientes.

Sólo la acreditación aporta confianza tanto en la competencia del laboratorio para emitir resultados fiables, al disponer de los recursos humanos y materiales y de la experiencia necesaria, como en su capacidad de proporcionar un servicio adecuado a las necesidades de sus clientes.

Más información:

Preguntas frecuentes:

Conozca la respuesta a las principales cuestiones relacionadas con la acreditación

En la sección de entidades acreditadas de nuestra página web www.enac.es dispone de un potente buscador que le permitirá buscar por laboratorio, producto, ensayo o calibración o por palabras.

Si tuviese alguna duda no dude en solicitarnos ayuda telefónicamente llamando al 914 573 289 o enviándonos una consulta desde la misma página web en el apartado de información.
No. La acreditación concedida no implica la aceptación o validación de ENAC de los resultados de una actividad de evaluación concreta ni exime al laboratorio acreditado de su responsabilidad en caso de resultados erróneos. La acreditación aporta un nivel de confianza alto en la capacidad demostrada del laboratorio para prestar sus servicios de manera técnicamente fiable pero en ningún caso avala resultados concretos que son de la exclusiva responsabilidad del laboratorio.
No necesariamente. Los ensayos concretos para los que el laboratorio ha sido acreditado se indican en el Alcance de Acreditación al que puede acceder también desde nuestra página web.
Porque dichos ensayos, al no estar cubiertos por la acreditación no serán supervisados por ENAC en sus auditorías por lo que el laboratorio puede realizarlos sin las garantías de la acreditación lo que implica que el resultado tiene una fiabilidad desconocida y usted no sabe cómo se ha realizado.
Esta práctica, si no se realiza con absoluta transparencia hacia el cliente es considerado por ENAC como una mala práctica por lo que le recomendamos que no acepte esas propuestas y si considera que el laboratorio no ha sido claro a la hora de explicarle las consecuencias de recibir ensayos no acreditados no acepte esa propuesta y háganoslo saber usando para ello la sección de Reclamaciones de nuestra web.
NO. EL laboratorio debe emitir siempre informes con marca ENAC cuando realiza una actividad dentro del alcance de su acreditación salvo que exista una aceptación explícita de su cliente.
En este caso el cliente debe ser informado por el laboratorio de que dicho informe sin marca será considerado a todos los efectos como “no acreditado”. Esto es especialmente relevante si el solicitante está obligado por ley o por obligaciones contractuales a hacer uso de laboratorios acreditados ya que estaría incumpliendo dicho requisito o si quiere hacer valer dicho informe en mercados exteriores ya que no serán aceptados como equivalentes por entidades de acreditación firmantes de los acuerdos multilaterales.
Si el laboratorio no le informó a priori de esta circunstancia informándole de las consecuencias y recabando su aceptación, el laboratorio ha incumplido los requisitos de acreditación. Exíjale que le emita un informe con marca y en caso de no hacerlo póngase en contacto con nosotros usando para ello la sección de Reclamaciones de nuestra web.
Las diferencias entre acreditación y certificación son muy profundas y se sustancian tanto en el tipo de Organismos que realizan ambas actividades como en la naturaleza y objetivo de las actividades en sí.

En relación con los organismos que realizan ambas actividades, el Reglamento CE 765/2008 que regula las actividades de acreditación en la Unión Europea establece una diferencia fundamental entre ambas actividades al establecer que, mientras la certificación es una actividad comercial realizada por empresas en libre competencia y dirigida a todo tipo de empresas, la Acreditación es una actividad de interés general dirigida exclusivamente a los organismos de evaluación de la conformidad (Laboratorios, Entidades de Inspección, Entidades de Certificación y Verificadores) y que debe ser ejercida por un único organismo de acreditación en cada estado miembro bajo la supervisión por las Administración y que dispongan de autoridad pública. De esta forma la Comisión Europea configura la acreditación como el último nivel de control en la Evaluación de la Conformidad y una herramienta de la propia Administración al servicio del mercado y de la sociedad.

En cuanto a las diferencias de la actividad en sí y para aclarar la diferencia es preciso establecer el objetivo de cada actividad que es radicalmente diferente.

En el caso de la certificación el objetivo es declarar públicamente que un producto, proceso o servicio es conforme con requisitos establecidos (EN 45020 Normalización y actividades conexas: Vocabulario General).

En el caso de la Acreditación el objetivo es la Atestación de tercera parte relativa a un organismo de evaluación de la conformidad que manifiesta la demostración formal de su competencia para llevar a cabo tareas específicas de evaluación de la conformidad (ISO 17011 Evaluación de la conformidad. Requisitos generales para los organismos de acreditación que realizan la acreditación de organismos de evaluación de la conformidad)

Como se vé, la diferencia fundamental es que mientras para el certificador el objetivo último de su actividad es la evaluación del cumplimiento con lo establecido en la norma, para las entidades de acreditación su objetivo es evaluar la competencia técnica y utiliza el cumplimiento con las normas como un fin para esto. que . Es decir, el cliente de la entidad de acreditación debe mediante el cumplimiento de los requisitos de la norma demostrar su competencia técnica mientras que el cliente de la entidad de certificación debe demostrar el cumplimiento con los requisitos de la norma
No necesariamente. Los laboratorios pueden incluir en informes que incluyan la marca de ENAC el resultado de ensayos o calibración no acreditados, siempre y cuando identifiquen claramente en el propio informe cuáles están cubiertos por la acreditación y cuáles no (ENAC ha establecido reglas específicas que los laboratorios deben seguir en estos casos)
NO. La acreditación no debe entenderse como un reconocimiento específico de ENAC de aspectos concretos como personal, equipos o procedimientos del laboratorio fuera del contexto de la misma. La acreditación es una declaración de competencia genérica teniendo en cuenta todos esos elementos en conjunto.

Algunos ejemplos de servicios de ensayo acreditados

  • Pruebas de paternidad
  • Análisis de drogas de abuso en orina/saliva
  • Ensayos de esterilidad de productos sanitarios
  • Ensayos para el control y vigilancia del Ciclo Integral del Agua
  • Ensayos de laboratorios internos de los operadores alimentarios
  • Ensayos para el control en toda la cadena de la distribución alimentaria
  • Ensayos en sanidad animal y vegetal
  • Ensayos en el ámbito de la seguridad alimentaria
  • Ensayos para el cumplimiento de la reglamentación sobre el etiquetado de los alimentos
  • Control de emisiones a la atmósfera
  • Medidas olfatométricas
  • Ensayos asociados a reducción y el control de la contaminación acústica y de vibraciones
  • Determinación de los niveles de radioactividad ambiental
  • etc.