¿Qué es la acreditación?

La acreditación es la herramienta establecida a escala internacional para generar confianza sobre la correcta ejecución de un determinado tipo de actividades denominadas Actividades de Evaluación de la Conformidad y que incluyen ensayo, calibración, inspección, certificación o verificación entre otras. En general cualquier actividad que tenga por objeto evaluar si un producto, servicio, sistema, instalación, etc. es conforme con ciertos requisitos puede estar sujeta a acreditación. Dichos requisitos pueden estar establecidos por ley y tener por tanto carácter reglamentario o estar especificados en normas, especificaciones u otros documentos de carácter voluntario.

El valor de las actividades de evaluación de la conformidad depende en gran medida de la credibilidad de los evaluadores que las realizan y de la confianza que el mercado y la sociedad en general tenga en ellos. Para lograr esa confianza y credibilidad es preciso establecer un mecanismo independiente, riguroso y global que garantice la competencia técnica de dichos evaluadores y su sujeción a normas de carácter internacional. Y eso es exactamente en lo que consiste la acreditación.

  • Cuentan con personal con los conocimientos técnicos y la experiencia adecuados.
  • Disponen del equipamiento y de las infraestructuras necesarias y adecuadas para desarrollar sus actividades.
  • Aplican métodos y procedimientos de evaluación válidos y apropiados.
  • Emplean técnicas de evaluación de la calidad de los resultados y aseguran la trazabilidad de las mediciones y calibraciones asociadas a sus servicios.
  • Informan adecuadamente a sus clientes de los resultados de sus actividades, emitiendo informes o certificados claros y precisos.

Requisitos de acreditación

Para determinar la competencia técnica de los evaluadores de la conformidad ENAC utiliza como referencia los requisitos establecidos en normas internacionales que serán la base para la firma de los acuerdos de reconocimiento a nivel global.

ENAC evalúa el cumplimiento de los requisitos establecidos en las siguientes normas utilizadas para cada tipo de evaluador:

  • Laboratorios de Ensayo UNE-EN ISO/IEC 17025
  • Laboratorios de Calibración  UNE-EN ISO/IEC 17025
  • Laboratorios Clínicos  UNE-EN ISO 15189
  • Entidades de Inspección  UNE-EN ISO/IEC 17020
  • Entidades de Certificación de Productos UNE-EN ISO/IEC 17065
  • Entidades de Certificación de Sistemas de  Gestión UNE-EN ISO/IEC 17021
  • Entidades de Certificación de Personas UNE-EN ISO/IEC 17024
  • Verificadores Medioambientales Reglamento CE 1221/2009
  • Verificadores de emisiones de gases de efecto invernadero EA-6/03, UNE-EN ISO 14065, Reglamento UE 600/2012
  • Proveedores de Programas de Intercomparación UNE-EN ISO/IEC 17043
  • Productores de Materiales de Referencia, ISO 17034

Para entidades que han de cumplir Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL) -estudios de productos fitosanitarios, sustancias químicas industriales, etc.- los requisitos se establecen en el RD 1369/2000.

Adicionalmente ENAC y las organizaciones internacionales de acreditación elaboran documentos de criterios que aclaran o matizan las diferentes normas y, en ocasiones, las particularizan a sectores específicos. Toda la documentación de ENAC relativa a los criterios y procedimientos de acreditación puede encontrarla en  el apartado DOCUMENTOS .

Las normas ISO, UNE y EN son documentos privados que están sujetos a las leyes de protección de la propiedad intelectual, por lo que deben ser adquiridos a su propietario. Le sugerimos, por tanto, que se dirija a la Asociación Española de Normalización (UNE), organismo responsable de la normalización a nivel nacional.

Si tiene dudas sobre qué norma es aplicable en su caso, o si se puede acreditar su actividad, pinche aquí.

 

Descubre más sobre la acreditación y sobre el impacto que tiene en nuestro día a día.