Los proveedores de programas de intercomparación acreditados por ENAC adquieren un reconocimiento global

ENAC se ha convertido en uno de los organismos de acreditación en firmar el nuevo acuerdo internacional de reconocimiento para la actividad de proveedores de programas de intercomparación establecido en el seno de la International Laboratory Accreditation Cooperation (ILAC).

Este acuerdo, suscrito el pasado día 30 de octubre dentro de los actos de la Asamblea General de ILAC celebrada en Frankfurt, supone el reconocimiento de los 11 proveedores de programas de intercomparación acreditados por ENAC en España, junto con sus clientes, en más de 30 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Egipto, México, Australia o India, que se suman a los 16 países con los que ya se tenía un acuerdo reconocimiento a través del acuerdo de la organización European Accreditation (EA).

Estos acuerdos multilaterales son una herramienta clave para la reducción de los obstáculos técnicos al comercio, al crear un entorno que facilita la consecución del objetivo final de la acreditación a nivel internacional: “acreditado una vez, aceptado en cualquier parte”.

Para acceder a esta firma, ENAC ha superado una rigurosa evaluación internacional, con lo que se asegura que tanto sus sistemas de acreditación como las actividades de las organizaciones acreditadas son equivalentes entre sí. Se promueve, así, la confianza y aceptación entre las distintas fronteras sobre la información proporcionada por los evaluadores acreditados.

Asimismo, con la firma de este nuevo acuerdo, ENAC sigue cumpliendo su compromiso de ser firmante de todos los acuerdos internacionales existentes tanto a nivel europeo, como de las organizaciones internacionales International Laboratory Accreditation Cooperation (ILAC) e International Accreditation Forum (IAF).

 

Programas de intercomparación, herramienta al servicio de los laboratorios

Los ejercicios de intercomparación proporcionan una valoración independiente de los datos del laboratorio, comparados con valores de referencia o con el desempeño de laboratorios similares, y permiten además probar el desempeño en nuevos ensayos o mediciones, en aquellas que se llevan a cabo con poca regularidad y comparar los resultados obtenidos utilizando métodos diferentes (o diferentes niveles de concentración, etc.), ayudando así a seleccionar la metodología que mejor se adecúa a sus características y a las necesidades de sus clientes.

Pero, para que un ejercicio de intercomparación aporte todo su potencial de control y mejora, es imprescindible que todo el proceso de gestión, desde la preparación y análisis de la muestra (homogeneidad y estabilidad), su envío a los participantes hasta el tratamiento de la interpretación de los datos se haga con un elevado nivel de competencia técnica. Y es en este entorno cuando aparecen los esquemas de acreditación de Proveedores de Programas de Intercomparación como herramienta para su selección atendiendo a criterios de calidad y competencia técnica, que adquieren aún más relevancia por medio de los acuerdos multilaterales de reconocimiento de las organizaciones internacionales de acreditación.