“La acreditación de los Laboratorios de Aduanas Europeos armoniza la toma de decisiones en Europa” E.A. Fernández - Agencia Tributaria

Eduardo Alonso Fernandez, Subdirector General Químico–Tecnológico del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, explica en esta entrevista la labor estratégica de estos laboratorios en el mercado y el valor que aporta las nuevas acreditaciones obtenidas conforme a la norma UNE-EN ISO/IEC 17025:2005.

 

¿Podría explicarnos brevemente la actividad del laboratorio de Aduanas e Impuestos Especiales y en qué consisten las actividades para las que ha sido acreditado?

Los Laboratorios de Aduanas e Impuestos Especiales son una de las herramientas con la que cuenta el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) para el control de mercancías sujetas a normativas de comercio exterior, política agrícola común o impuestos especiales.

El trabajo de los laboratorios se centra no solo en las áreas tradicionales de las aduanas, sino que este ha ido evolucionado con el paso de los años debido a los cambios en el comercio mundial y en la Unión Europea. Por ello, en la actualidad, también participan activamente en otras misiones encomendadas a las aduanas como son la lucha contra el fraude, el control de la autenticidad y el origen de las mercancías, la detección del comercio de sustancias prohibidas y sus precursores y la protección de los consumidores y del medioambiente. Dentro de las funciones específicamente atribuidas a los Laboratorios de Aduanas e Impuestos especiales se puede destacar:

  • La realización de análisis físico-químicos relacionados con las actuaciones de control de los servicios del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales? IIEE y emisión de los correspondientes dictámenes analíticos.
  • La realización de estudios químico-tecnológicos relativos a mercancías y procesos productivos sujetos a la normativa de comercio exterior, política agrícola común (PAC) o impuestos especiales.
  • La participación en los grupos de trabajo y comités de la Unión Europea en materias de tipo químico-tecnológico, relacionadas con los Laboratorios de Aduanas y la Nomenclatura Combinada.
  • La realización de estudios químico-tecnológicos sobre el control de sustancias químicas peligrosas, precursores de drogas y otros productos sometidos a normativas específicas.

Las actividades para las cuales los Laboratorios de Aduanas e IIEE han sido acreditados están relacionadas con los ensayos físico-químicos necesarios para el control de mercancías sujetas a normativa de comercio exterior, política agrícola común o impuestos especiales.

 

¿Con cuántos laboratorios cuenta el departamento de Aduanas e Impuestos Especiales? ¿Cuántos y por qué razón se han acreditado?

En la Unión Europea existen actualmente 78 Laboratorios de Aduanas en los 28 estados miembros. Contar con un Laboratorio de Aduanas es un requisito para la incorporación de un país a la Unión Europea. En España el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales cuenta con cuatro Laboratorios de Aduanas e IIEE. Un Laboratorio Central en Madrid y tres laboratorios regionales ubicados en Barcelona, Valencia y Sevilla.

En la actualidad, están integrados en la acreditación el Laboratorio Central, el de Cataluña y el de Valencia, el laboratorio de Andalucía no se ha integrado en esta ocasión debido a que el traslado a un nuevo edificio hacía demasiado precipitado incluirlos en esta acreditación. De cualquier modo está previsto que el laboratorio regional de Andalucía se incorpore a la acreditación.

 

Se han acreditado los laboratorios de ensayos (Madrid, Valencia y Cataluña) de productos alimenticios (alimentos, alcoholes, bebidas espirituosas, vinos y aceites), petrolíferos (gasóleos e hidrocarburos) y textiles. ¿Son estos los únicos productos que ensayan?

No, en absoluto. Por la misión de control encomendada al Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales en los Laboratorios de Aduanas se puede analizar casi cualquier tipo de mercancía susceptible de transitar por las aduanas o sea objeto de los impuestos especiales, siendo casi imposible cuantificar, ni prever, los distintos tipos de productos que se analizan en los laboratorios.

A modo de ejemplo se puede mencionar que en los Laboratorios de Aduanas e impuestos Especiales también se analizan plásticos y cauchos, gases fluorados, gases que agotan la capa de ozono (CFC’s), maderas, aceros y otras aleaciones metálicas, abonos, grasas y aceites, biocombustibles, vinagre, tabaco, nuevas drogas de síntesis, precursores de drogas, etc.

En esta primera fase, se han incluido en el anexo técnico de la acreditación diez ensayos con el objetivo de ir incrementado su número en próximas revisiones del sistema.

 

¿Por qué han decidido acreditar sólo estos productos? ¿Los consideran de mayor riesgo?

La selección de los ensayos a acreditar se ha llevado a cabo en base a distintos criterios, principalmente por número de muestras analizadas con cada método analítico y por la trascendencia fiscal de estos ensayos. En este sentido, cabe destacar los ensayos relacionados con mercancías objeto de los Impuestos especiales, productos que, debido a su carga impositiva, son susceptibles de un mayor riesgo fiscal.

 

La función principal de la acreditación es conferir una mayor seguridad y garantía al mercado ¿En qué manera opera la acreditación en la labor arancelaria y tributaria?

Uno de los beneficios más importantes de contar con la Acreditación en los Laboratorios de Aduanas e Impuestos Especiales es que proporciona un aval, fundamentado en la trazabilidad y en el control sobre los procesos, de que los resultados generados por los laboratorios son técnicamente válidos. Asimismo, y en nuestro caso no menos importante, la acreditación ha supuesto una mayor coordinación entre los laboratorios y el establecer criterios únicos para la toma de decisiones.

Por otra parte, también se deben destacar otras ventajas no menos importantes como son: promoción de la imagen (externa e interna) del laboratorio y de la organización a la que pertenece, propicia la confianza de los usuarios, ayuda a detectar los puntos débiles y a establecer las acciones correctoras, optimiza la utilización de los recursos, facilita la toma de decisiones, propicia el reconocimiento internacional de los resultados, minimiza riesgos, etc.

 

Estas garantías de la actividad del laboratorio de Aduanas acreditado, ¿cómo afecta al mercado común de la UE?

La Unión Aduanera Comunitaria implica la libre circulación de mercancías y la aplicación de unos derechos arancelarios comunes a las mercancías provenientes terceros países. Por ello, es necesario que los operadores gocen de garantías de que las mercancías que transitan por las aduanas son tratadas de una misma forma en cualquier estado miembro de la Unión. En este escenario los Laboratorios de Aduanas tienen especial relevancia ya que en muchos casos los resultados de sus análisis son decisivos, no solo a la hora de establecer el correcto tratamiento arancelario de una mercancía, sino también en la aplicación de otros controles como los sanitarios, veterinarios, fitosanitarios, de calidad comercial, etc.

Por ello, es imprescindible una estrecha colaboración y coordinación entre los Laboratorios de Aduanas de la Unión Europea. Para ello, se ha creado una red de Laboratorios de Aduanas Europeos denominada CLEN (Customs Laboratory European Network).1 En esta red, la mayoría de los laboratorios integrantes se encuentran acreditados. Asimismo es destacable que dentro de las líneas de acción llevadas a cabo por este grupo de coordinación muchas están relacionadas con la calidad.