Entrevista a Begoña Cristeto, Secretaria General de Industria y la Pequeña y Mediana Empresa

“ENAC es un socio de confianza para la Administración al poner a su disposición un conjunto de evaluadores competentes, fiables y seguros en temas que inciden directamente en la seguridad del ciudadano”

¿Qué papel  juega a su juicio la acreditación y  ENAC en la mejora de la competitividad de la empresa española?

La acreditación es una herramienta importante en los procesos de competitividad e internacionalización de la industria. Así lo han entendido los gobiernos tanto de Europa como del resto del mundo al apostar por la acreditación como el medio más idóneo para asegurar la fiabilidad y seguridad de los productos y servicios que las empresas ponen en el mercado.

Recurrir a evaluadores que estén acreditados por ENAC proporciona a las empresas confianza en la capacidad técnica de estas organizaciones, al saber que han sido evaluadas mediante un riguroso proceso basado en normas internacionales.

La marca ENAC es garantía de que un evaluador es técnicamente competente para llevar a cabo la tarea que realiza, y lo es tanto en España como en los 70 países en los que su marca es reconocida y aceptada, gracias a los acuerdos de reconocimiento que ENAC ha suscrito con sus entidades de acreditación.

La acreditación de ENAC aporta en este escenario el plus de confianza que necesita la empresa para operar sin trabas en el mercado nacional e internacional.

Si la empresa opta por un evaluador acreditado consigue disminuir el riesgo en posibles litigios al poder demostrar que ha utilizado evaluadores internacionalmente aceptados como competentes, reduce papeleo (aparte de reducir la necesidad de volver a auditar su empresa o ensayar sus productos para nuevos mercados) y aumenta su diferenciación y liderazgo en el mercado mostrando evidencias creíbles de buenas prácticas. 

Desde sus orígenes la relación de ENAC con la Administración es muy estrecha, ¿cómo valora esta relación?

La Administración cada vez más percibe a ENAC y a la acreditación como una herramienta para la implantación de sus políticas. Determinadas tareas de control que tradicionalmente han estado siendo ejercidas por los poderes públicos se delegan, por diversas razones, a organizaciones externas, siendo en estos casos la acreditación un requisito indispensable para que en dicha delegación se garantice la competencia e integridad de la organización a la se encomienda el trabajo. En la actualidad, las acreditaciones de ENAC son exigidas o aceptadas en numerosas áreas de la Administración, tanto central como autonómica en sectores muy diversos (seguridad industrial, calidad de aguas de consumo, control medioambiental, control oficial de alimentos, etc.)

La colaboración es estrecha y fructífera. ENAC es un socio de confianza para la Administración ya que, además de poner a su disposición un conjunto de evaluadores competentes, fiables y seguros en temas que inciden directamente en la seguridad del ciudadano, supone un apoyo a su gestión y simplifica los procedimientos administrativos de una forma transparente y con pleno reconocimiento internacional.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de julio la Agenda para el Fortalecimiento de la Industria en España, ¿en qué consiste y cuál es la implicación de la Secretaria?

La Agenda está integrada por un conjunto de propuestas de actuación, concretas y bien delimitadas, que puestas en marcha en el corto plazo van a permitir mejorar las condiciones transversales en las que se desarrolla la actividad industrial en España y contribuir a que la industria crezca, sea competitiva y aumente su peso en el conjunto del PIB.

Esta Agenda recoge actuaciones del Ministerio de Industria, Energía y Turismo así como de otros Departamentos Ministeriales y entidades públicas, orientadas a facilitar un entorno empresarial favorable al desarrollo de nuestro tejido industrial.

Está en línea con el Programa Nacional de Reformas de 2014 y con la agenda económica del Gobierno y recoge las actuaciones más relevantes para la industria del Plan de medidas (para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia) aprobado por el Gobierno con el objetivo de impulsar el crecimiento y la competitividad presente y futura de la economía y la financiación empresarial.

La Agenda se compone de 97 medidas, agrupadas entorno a diez líneas de actuación, y estructuradas en tres grandes bloques en función de su alcance y ámbito de actuación.

De este modo, es posible distinguir entre acciones orientadas al ámbito nacional, acciones de ámbito internacional y actuaciones transversales.

En este sentido indicar, que actualmente el 70 % de las medidas ya han sido iniciadas, lo que sin duda pone de manifiesto el impulso decidido que se está realizando en este campo.

¿Qué apoyo puede prestar la acreditación de ENAC en este sentido?

La acreditación de ENAC es una herramienta importante para acceder a los mercados exteriores. Representa un apoyo de indudable valor a la empresa española al ayudarla a superar los obstáculos técnicos al comercio, las trabas derivadas, entre otros aspectos, de la falta de reconocimiento de los certificados u homologaciones obtenidos en España.

Los certificados que lleven la marca ENAC no tendrán ningún tipo de problema para ser aceptados y reconocidos en todos los países de la Unión Europea gracias a los Acuerdos de Reconocimiento que ENAC tiene firmados con sus entidades iguales en otros países. Esta aceptación también se produce fuera de la propia Unión Europea, gracias a los Acuerdos Multilaterales de Reconocimiento suscritos en el seno de las organizaciones internacionales de acreditación. No hay duda de que la acreditación de ENAC constituye un “pasaporte” que facilita el acceso a los mercados.