“La acreditación tiene un valor añadido: la certificación obtenida en España tiene la misma validez en los países en los que ENAC ha firmado Acuerdos Multilaterales” M.A. de Blas, Directora de Certificación de INGITE

El Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE), es una entidad de carácter científico en la que están integradas asociaciones que representan a distintas ramas de la Ingeniería Técnica y Arquitectura Técnica. Actualmente, representa a más de 300.000 profesionales y estudiantes. Entre los fines del INGITE se encuentran el defender y representar con carácter general a los profesionales a los que representan las Asociaciones que integran el Instituto, cuando se trata de cuestiones que afecten a todas,  

¿Qué les llevó a apostar por la acreditación de ENAC?

El principal objetivo es aportar valor añadido a los profesionales y facilitar el movimiento transfronterizo.

Entre los valores que aporta la certificación acreditada a los profesionales se encuentra la diferenciación que les otorga en el mercado. ¿Consideran que la certificación acreditada contribuye también a una mayor fiabilidad en el servicio prestado?

Claro que contribuye a una mayor fiabilidad en el servicio prestado, ya que se ha comprobado por una tercera parte independiente que esa persona es competente en la realización de las actividades certificadas. No es un certificado de asistencia ni de formación, sino  una validación de competencias.

La acreditación cuenta con el reconocimiento internacional gracias a los Acuerdos Multilaterales firmados por ENAC. ¿Han valorado esta ventaja para apostar por la acreditación?

En el mundo de la ingeniería, la movilidad internacional es fundamental para poder aprovechar las oportunidades laborales que surgen fuera de nuestro país. Por eso, la acreditación tiene un valor añadido ya que la certificación obtenida en España tiene la misma validez en los países en los que ENAC ha firmado Acuerdos Multilaterales.

Uno de los principios y los objetivos de la acreditación de ENAC es la transparencia, propiciando un clima de confianza mutua con todas las partes interesadas (los clientes, organismos públicos u entidades institucionales). ¿Cómo beneficia esto a INGITE, a los profesionales y a sus clientes?

En la creación de los documentos normativos han participado todas las partes interesadas, además de expertos en el Alcance. Todos ellos han aportado su punto de vista desde su experiencia profesional, bien como prestador, bien como usuario del servicio profesional, lo que crea satisfacción por el trabajo bien hecho al INGITE además de aportar un servicio a sus profesionales. Para los profesionales, genera confianza en el proceso de certificación que avala su competencia, y, para los clientes, certidumbre y confianza en esos profesionales certificados.