ENAC y el CEM elaboran un documento sobre el uso del concepto de Trazabilidad Metrológica

El Centro Español de Metrología (CEM) y la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC)  han elaborado un documento conjunto, "Uso del concepto de trazabilidad metrológica por los laboratorios de calibración", con el objetivo de aclarar el concepto de trazabilidad metrológica e informar sobre cómo los laboratorios de calibración pueden demostrar que sus resultados de medida son trazables a una referencia aportando criterios uniformes y consistentes.

En el ámbito de la metrología, la trazabilidad de los resultados de medida es un elemento clave para garantizar la correcta diseminación de las diferentes unidades de medida desde los patrones nacionales o internacionales de referencia hasta los patrones e instrumentos de medición de la industria. La trazabilidad metrológica garantiza que los resultados de medida sean comparables entre sí independientemente del lugar y tiempo en que se hayan realizado facilitando que puedan ser universalmente aceptados y reduciendo las potenciales barreras técnicas al comercio.

El Vocabulario Internacional de Metrología (VIM) define el concepto de “trazabilidad metrológica” como:

“propiedad de un resultado de medida por la cual el resultado puede relacionarse con una referencia mediante una cadena ininterrumpida y documentada de calibraciones, cada una de las cuales contribuye a la incertidumbre de medida”.

El Centro Español de Metrología (CEM) y la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), los organismos nacionales competentes en materia de metrología y de acreditación respectivamente, reconocen la relevancia de la trazabilidad metrológica de los resultados de las mediciones y, por este motivo, han elaborado de forma conjunta un documento con la intención de aclarar diferentes aspectos relacionados con ella, su relación con la acreditación así como detallar cuál debe ser la posición de los  laboratorios de calibración en relación con el uso de conceptos metrológicos..

Los laboratorios de calibración deben garantizar que los resultados de medida de sus servicios sean trazables metrológicamente y para ello es condición indispensable que sean técnicamente competentes y que aporten una información veraz y científicamente respaldada de su trazabilidad..

Así, en el documento se deja claro que, teniendo en cuenta la existencia de una estructura internacional para el reconocimiento de la trazabilidad metrológica, los usuarios de servicios de calibración deben apoyarse en ella para asegurarse de que sus medidas mantienen la citada trazabilidad y que la forma de hacerlo pasa siempre por el uso de laboratorios de calibración acreditados firmantes de los acuerdos de reconocimiento mutuo o de institutos nacionales de metrología.

Además se incide en que el usuario de los servicios de calibración,  debe buscar la marca de acreditación o la referencia a la condición de acreditado para asegurarse de que esa calibración está amparada por la acreditación y por tanto asegura la trazabilidad metrológica.

Rigor en el uso del concepto

Como garantes del mantenimiento de la trazabilidad metrológica, los laboratorios de calibración tienen la responsabilidad de ser rigurosos con el uso de todos los términos metrológicos.

Así, tanto el CEM como ENAC consideran una mala práctica por parte de los laboratorios el uso de términos ambiguos que afecten al significado y valor de la propia acreditación y, por tanto, los laboratorios de calibración no deben hacer uso de los siguientes conceptos:

  • Certificado trazable para referirse a actividades que quedan fuera de su alcance de acreditación.
  • Trazabilidad ENAC para referirse a actividades no amparadas por la acreditación de ENAC.
  • Patrones ENAC o patrones acreditados para referirse a los patrones empleados en calibraciones no amparadas por la acreditación.
  • Trazable a CEM (u otros Institutos Nacionales de Metrología) para referirse a resultados de medida obtenidos con equipos calibrados con patrones de medida, que a su vez fueron calibrados frente a patrones de referencia del CEM (o de otros institutos nacionales de metrología o institutos designados), ya que ésta es una condición necesaria pero no suficiente.