“La acreditación nos abre nuevos mercados y nos permite ofrecer servicios en toda la UE” D. Iglesias - Altran

Entrevista a Daniel Iglesias, director de la División de Energía, Industria, Salud y Ferroviario de Altran España.


Altran España ha obtenido recientemente la primera acreditación para la evaluación de susbsistemas de carácter funcional de explotación y de gestión del tráfico y mantenimiento ferroviario. En esta entrevista, su director de la División de Energía, Industria, Salud y Ferroviario, Daniel Iglesias, subraya la importancia de la acreditación para operar en otros mercados, no solo en Europa, sino también en Oriente Medio y Latinoamérica.

Altran España es una compañía que pertenece al Grupo Altran cuyos servicios están muy diversificados, ¿cuáles en concreto están ligados al sector ferroviario?

La consultoría ferroviaria de Altran está enfocada al desarrollo de producto (material rodante y señalización) y al diseño, desarrollo, operación y mantenimiento de las infraestructuras ferroviarias.

Tenemos una visión completamente vertical del sector y trabajamos tanto para los fabricantes y tecnólogos, como para los proveedores y operadores de las infraestructuras.

¿Por qué decidieron apostar por la acreditación de ENAC y qué cree que reporta en su ámbito de actuación el hecho de estar acreditado?

Altran lleva más de 10 años trabajando en los diferentes ámbitos del safety ferroviario. En este entorno, la acreditación es un requisito imprescindible en la Unión Europea para abordar evaluaciones de seguridad en el ámbito del reglamento definido por el Método Común de Seguridad (UE) 402/2013.

Es una garantía para los diferentes actores del sector que certifica y asegura el conocimiento y experiencia de Altran a la hora de abordar un tema tan crítico  como es la seguridad.

¿Cómo valora el papel de la acreditación  en la seguridad e interoperabilidad de los subsistemas que componen la red ferroviaria europea?

Es un momento clave para el sector ferroviario. La sostenibilidad, el uso de las nuevas tecnologías (IOT) y  los nuevos servicios asociados a las mismas, el aumento de la densidad del tráfico, la alta velocidad, la interoperabilidad… Todo ello implica  infraestructuras, equipos y material rodante cada vez más complejos en su diseño, desarrollo, explotación y mantenimiento, que necesitan, desde el punto de la seguridad, criterios comunes y un fuerte rigor en los procesos de ingeniería y de evaluación.

La evolución percibida en el campo de la seguridad por Altran en estos 10 años ha sido constante: primero, en la definición de una normativa común que definiese de forma precisa los criterios exigidos a los diferentes actores del sector y, después, la definición de los evaluadores, compañías como Altran, que asegurasen el correcto cumplimiento de las normas y colaborasen en su implantación. Finalmente, para cerrar este círculo virtuoso, la acreditación de ENAC para garantizar que los evaluadores son capaces de realizar, de forma excelente, su labor.

Creemos firmemente que, en la actualidad, las entidades nacionales acreditadas están a un nivel de rigor y de conocimiento similar al de otras grandes entidades a escala mundial.

Una de las posibles vías de negocio es el mercado internacional, ¿qué ventajas puede jugar la acreditación de ENAC en sus actividades de cara al exterior?

La seguridad, como he mencionado anteriormente, es un tema crítico y el grado de concienciación de los diferentes países en este aspecto es cada vez mayor.

La acreditación nos abre nuevos mercados en un entorno regulado de acuerdo a la norma ISO/IEC 17020 y nos permite ofrecer nuestros servicios no sólo en España, sino en todos los países de la Unión Europea.

Pero va más allá. En este momento, es una garantía solicitada a menudo en proyectos y geografías dónde no aplica el Método Común de Seguridad (por ejemplo, proyectos metropolitanos en Oriente Medio y Latinoamérica).

¿Cómo valora, en especial, la acreditación para explotación y mantenimiento?

Para Altran es un orgullo ser el primero en obtener esta acreditación en España para estos subsistemas.

Hasta este momento, el mantenimiento ha sido siempre el gran olvidado y tradicionalmente no ha sido objeto de análisis de amenazas detallados.

Ahora, con la regulación 402/2013, será inexcusable la realización de dichos estudios, en la medida en que las modificaciones sean significativas.

Desde nuestro punto de vista, y así lo hemos entendido siempre, la explotación y el mantenimiento son aspectos tan importantes como el diseño, ingeniería y puesta en marcha desde la perspectiva de la seguridad y, como tales, deben ser constantemente vigilados y evaluados.