SCI Servicios de Control e Inspección, primer acreditado para la inspección de instalaciones de almacenamiento y suministro de hidrógeno en fase gas para su utilización como carburante de vehículos a motor

ENAC ha concedido recientemente la acreditación a SCI Servicios de Control e Inspección para inspeccionar instalaciones de almacenamiento y suministro de hidrógeno en fase gas para su utilización como carburante de vehículos a motor, convirtiéndose, así, en la primera entidad acreditada para realizar la actividad en España. El almacenamiento y transporte del hidrógeno es sencillo, pudiendo obtenerse de forma sostenible y utilizarse como carburante para transporte de mercancías por tierra o por mar o para transporte de personas en vehículos particulares y en transporte público.

El hidrógeno es una fuente de energía ilimitada que plantea una alternativa sostenible y limpia a las fuentes energéticas actuales, además de ser un vector energético importante para contribuir a frenar el cambio climático. Precisamente, uno de los principales objetivos de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética es “facilitar la descarbonización de la economía española y su transición a un modelo circular, de modo que se garantice el uso racional y solidario de los recursos; y promover la adaptación a los impactos del cambio climático”.

Asimismo, garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos es una de las metas de Naciones Unidas dentro de su Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 7. Optimizar los procesos de producción y consumo de energía, apostar por fuentes de energía renovable en detrimento de los combustibles fósiles o fomentar el consumo responsable y el reciclaje son algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo para favorecer el proceso de transición energética.

 

Por qué elegir inspección acreditada

La necesidad de desarrollar energías alternativas con un menor impacto en el medioambiente está presente en la agenda de la Administración Pública y del mercado tanto a escala nacional como internacional. La acreditación, como herramienta internacionalmente aceptada para determinar la competencia técnica de evaluadores como las entidades de inspección, ofrece al mercado la seguridad de confiar en empresas que ofrecen servicios de evaluación con la máxima fiabilidad.

Solo las entidades acreditadas han demostrado han demostrado ante un tercero, ENAC, su solvencia técnica frente a normas internacionalmente reconocidas, lo que proporcionará la confianza que demandan los clientes y, por tanto, un valor añadido en términos de eficiencia y seguridad, además de posibilitar la apertura a nuevos mercados y facilitar el acceso a compras públicas.