La Real Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española confía en la acreditación de ENAC para aportar garantías a sus análisis genéticos a caballos

El Laboratorio de Genética Molecular de la Real Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (ANCCE) ha obtenido recientemente la acreditación de ENAC para los análisis genéticos que permiten confirmar que los ejemplares analizados pertenecen a la raza denominada como Pura Raza Española y, por tanto, pueden inscribirse en el Libro Genealógico de los Caballos de Pura Raza Española (LG PRE), único registro oficial reconocido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para inscribir estos caballos en todo el mundo.

De este modo, y gracias a que ANCCE ha superado con éxito un proceso de evaluación riguroso, transparente y con plena aceptación internacional, los propietarios de caballos de pura raza española dispondrán de mayor seguridad acerca de la validez de los resultados de los análisis genéticos sometidos por ANCCE. Para Arancha Rodríguez Sainz de los Terreros, directora técnica de ANCCE, “los ganaderos demandan cada vez más calidad en los servicios que reciben y eso significa que debemos cumplir sus expectativas en la tramitación de los servicios registrales prestados”. “El cumplimiento de la norma UNE-EN ISO/IEC 17025, como herramienta reconocida a nivel internacional, aporta mayores garantías a los resultados del laboratorio, que a su vez garantizan la pureza de la raza”, asegura la directora técnica de ANCCE.

 

Garantías de los laboratorios acreditados

La acreditación de ENAC es una herramienta fundamental para que los laboratorios demuestren, entre otros aspectos, que emplean métodos técnicamente válidos y controlados para realizar sus ensayos, que disponen de los recursos necesarios para llevarlos a cabo de manera correcta, y, por supuesto, que la validez de los resultados de dichos ensayos está avalada por estrictos controles internos y externos.

En palabras de Arancha Rodríguez, “con esta acreditación, controlamos el cumplimiento de la norma, y su correcta aplicación contribuye a asegurar que todos los procedimientos realizados se llevan a cabo con criterios de efectividad, competencia e imparcialidad. También acredita que contamos con el personal adecuado, el control de equipos y que los procedimientos analíticos se realizan a través de métodos validados, garantizando la capacidad, la máxima competencia técnica, el rigor y la fiabilidad de los resultados”.