El Hospital Clínic de Barcelona, primer acreditado para la detección de la enfermedad genética del sistema inmunitario que afecta a los conocidos como “niños burbuja”

El Día internacional de la Inmunología, que se celebra el 29 de abril, es una cita impulsada por la Federación Europea de Sociedades Inmunológicas (EFIS) con el fin de divulgar la importancia de la inmunología y los avances en esta disciplina. En este sentido, en España cada vez más laboratorios clínicos, públicos y privados, cuentan con la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) conforme a la norma internacional UNE-EN ISO 15189, aportando fiabilidad sobre los resultados de diferentes pruebas analíticas para el estudio de las enfermedades del sistema inmunitario o en las que el sistema inmunitario juega un papel fundamental.

Así, recientemente, se ha concedido la primera acreditación al Hospital Clínic de Barcelona (Centre de Diagnòstic Biomèdic) para la detección de inmunodeficiencia combinada grave siendo pionero en España para este tipo de detección precoz. Mediante la clásica prueba de sangre del talón que se realiza a los recién nacidos, se detecta precozmente esta enfermedad genética del sistema inmunitario, los conocidos comúnmente como niños burbuja.

Esta patología es la forma más severa de las inmunodeficiencias primarias, un conjunto de más de 300 enfermedades inmunológicas de base genética que se caracterizan por una alteración del sistema inmunitario. A los niños afectados les provoca una incapacidad total para desarrollar una respuesta inmunitaria contra microorganismos y, si no se realiza un tratamiento lo más temprano posible, generalmente un trasplante de médula ósea, la evolución es letal.

Además de esta acreditación, ENAC ha acreditado a 18 laboratorios clínicos para pruebas de inmunología relacionadas con enfermedades autoinmunes, en las que el sistema inmunitario ataca a las propias células del organismo, tales como el lupus eritematoso sistémico o la artritis reumatoide, estudios de hipersensibilidad, como el asma y otras alergias, los estudios necesarios para la caracterización de donantes y receptores de órganos, que juega un papel clave para el éxito de los trasplantes y los estudios de inmunodeficiencias tanto adquiridas (SIDA) como inmunodeficiencias primarias.

La acreditación supone que estos laboratorios, tras un proceso de evaluación riguroso en el que participan expertos auditores del área de la inmunología, han demostrado que son técnicamente competentes, garantizando con ello la fiabilidad de los resultados que emiten. Ello proporciona a los médicos clínicos la seguridad de que sus decisiones clínicas están basadas en información fiable aumentando la calidad diagnóstica y minimizando los riesgos en la seguridad del paciente.