Las entidades acreditadas por ENAC en España, claves en la consecución de los objetivos de seguridad y salud en el trabajo

El 28 de abril se celebra, como cada año, el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que, en esta ocasión, se centrará en la importancia de la seguridad y salud de los trabajadores jóvenes. Garantizar un entorno de trabajo saludable es una cuestión prioritaria tanto para la administración como para el mercado, quienes cada vez más hacen uso de los servicios acreditados para alcanzar este objetivo. Actualmente, 25 entidades acreditadas por ENAC aportan garantías a la seguridad y salud en el trabajo en España.

Las empresas y organizaciones tienen la responsabilidad de asegurar que sus empleados están protegidos contra posibles lesiones y enfermedades. En este sentido, favorecer un entorno laboral seguro es también un método para reducir costes, absentismo laboral, tasa de rotación y riesgo de acciones legales, sufrir menos accidentes y aumentar la productividad, entre otros beneficios.

Para obtener más garantías sobre la consecución de estos objetivos, muchas empresas hacen uso de servicios de evaluación acreditados o exigen certificados e informes con marca ENAC, ya que les aportan la confianza de contar con un proveedor con competencia técnica demostrada para servicios como la certificación de planes de seguridad y salud laboral, la inspección de maquinaria o ensayos sobre los equipos de seguridad individual, garantizando que éstos cumplen con la legislación en materia de prevención de riesgos, entre otros.

Nuevo hito en materia de normalización en seguridad y salud en el trabajo

En 2018, se ha puesto a disposición del mercado una nueva herramienta para alcanzar objetivos en materia de seguridad y salud en el trabajo. La organización internacional de normalización ISO ha publicado la norma ISO 45001, que establece los requisitos necesarios para implementar un sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo.. La nueva norma supone una mejora del modelo de gestión de la seguridad y salud en el trabajo por parte de la empresa, adopta un nuevo enfoque basado en la gestión del riesgo, pone más énfasis en el contexto de la organización y refuerza el papel de la alta dirección. Su certificación acreditada será la única reconocible a nivel internacional a la finalización del plazo de tres años acordado por las partes interesadas para la migración desde la correspondiente al documento OHSAS 18001.

Actualmente, existen en España 13 entidades acreditadas por ENAC que ofrecen un servicio con garantías para la certificación de sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo en sectores como: industria, logística, reciclaje, servicios sociales, agricultura, defensa, construcción, servicios sanitarios, minería o de investigación y desarrollo. Estas entidades han demostrado, para esa actividad concreta, que disponen de la solvencia técnica para ofrecerle un servicio fiable ya que disponen de personal competente para todas las tareas asociadas y sus equipos auditores en particular disponen de competencia técnica para entender los riesgos asociados a productos y procesos de las empresas.

Al margen de la certificación de sistemas de gestión, otras actividades velan por la seguridad del entorno laboral, como son los ensayos y la certificación de los medios necesarios para la protección de los trabajadores: equipos de protección individual (protecciones respiratorias, oculares y faciales, calzado de seguridad, protección contra caídas…) y elementos de protección colectiva (redes de seguridad, sistemas de protección de borde…).

Asimismo, ENAC evalúa y declara la competencia técnica de las entidades que realizan los ensayos, la inspección y la certificación para el marcado CE de las diferentes tipologías de máquinas o la determinación de contaminantes en atmósferas laborales (metales, vapores orgánicos, amoniaco, ruido, etc.).

El control de la calidad del aire en un ambiente interior es uno de los factores críticos en el confort de los profesionales dentro de los edificios. En este contexto, las entidades de inspección acreditadas aportan garantías en el control de parámetros ambientales como son el confort termohigrométrico, la ventilación, indicadores de fuentes de combustión, partículas, o la contaminación microbiológica ambiental, entre otros. Paralelamente, se inspeccionan los sistemas de climatización (unidades de tratamiento de aire, conductos, etc.) desde el punto de vista higiénico y mecánico para conocer su influencia en la calidad del aire interior y proponer medidas correctivas.

Acreditación, herramienta al servicio de la Administración

Los servicios acreditados son también una herramienta al servicio de la Administración Pública para alcanzar sus objetivos en política de seguridad y salud en el trabajo y así lo demuestra la confianza mostrada por las diferentes administraciones que usan la acreditación. Entre otros ejemplos, destaca la subvención de la Junta de Castilla y León a la implantación en las empresas de un sistema de gestión de seguridad y salud por parte de una entidad de certificación acreditada por ENAC.

Asimismo, recientemente, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha reconocido que el cumplimiento de la norma UNE 58921:2017, que exige inspección acreditada de las plataformas elevadoras móviles de personal, constituye una forma de cumplir con las exigencias en materia de seguridad y prevención de riesgos laborales.

Garantizando un mundo más seguro

Como muestra del compromiso del sistema internacional de acreditación con los objetivos de seguridad y salud laboral, la próxima edición del Día Mundial de la Acreditación, que se conmemorará el 9 de junio bajo el lema “Acreditación: garantizando un mundo más seguro”, destacará el valor de la acreditación como herramienta para reducir los riesgos asociados con la seguridad y salud en el trabajo y para garantizar, por tanto, un mundo más seguro.