SoftwCare, primera acreditación para certificar procesos de desarrollo software en pymes

ENAC ha concedido a la empresa SoftwCare la acreditación para certificar bajo la norma ISO/IEC 29110, que define los requisitos para la certificación de procesos de gestión de proyectos e implantación de software realizados por organizaciones pequeñas (Very Small Entities, VSEs).

La industria del software mundial reconoce el valor de las aportaciones de productos y servicios de las pymes, ya que gran parte del software desarrollado lo realizan este tipo de compañías, siendo muchas de ellas VSE (microempresas o empresas con menos de 25 empleados). 

Sin embargo, este tipo de empresas necesita prácticas eficientes de ingeniería del software adaptadas a su tamaño y tipo de negocio. En este sentido, ISO desarrolló una serie de normas e informes técnicos, ISO / IEC 29110, que llevan como título “Ingeniería de Software – Perfiles de Ciclo de Vida para Pequeñas Organizaciones”, con el objetivo de que sus estándares para la mejora de procesos de software se pudieran aplicar a pequeñas empresas desarrolladoras de software. 

La norma ISO/IEC 29110 establece diferentes perfiles para clasificar las pequeñas organizaciones, atendiendo a criterios  que no solo tienen en cuenta el tamaño de la organización sino otros factores como los modelos de negocio, la criticidad de las soluciones, la incertidumbre del entorno, los niveles de riesgo que enfrentan, entre otros. 

En este sentido, SoftwCare se ha acreditado para la certificación de procesos (gestión de proyectos e implementación de software) de perfil básico y genérico de ingeniería de software. El perfil básico está dirigido a empresas, organizaciones, departamentos o proyectos con equipos de hasta 25 personas que trabajan en desarrollar una sola aplicación y establece que las empresas deben implementar estos dos procesos, alcanzar sus objetivos y generar los resultados esperados. El perfil genérico, por su parte, se refiere a las pequeñas organizaciones que no desarrollan sistemas o software crítico, entendiéndose por crítico aquel que requiere un alto nivel de confiabilidad y cuyo fallo puede implicar pérdidas de vida o grandes daños. 

Para Patricia Rodríguez Dapena, CEO de SoftwCare, esta acreditación supone un hito en la consecución de su claro compromiso con las pequeñas organizaciones: “Desde hace años, SoftwCare ha impulsado la mejora de los desarrollos software tanto en grandes como en pequeñas empresas y organizaciones, y, en estos últimos años, ha estado poniendo énfasis en la creación y difusión de esta nueva norma ISO/IEC 29110 para ayudar a las VSEs a la mejora de su competitividad y excelencia. Pero faltaba el último punto de la cadena: la certificación acreditada para que las pequeñas organizaciones vieran reflejada la inversión en sus mejoraras y pudieran demostrarle a sus clientes su nivel de excelencia.

Sin embargo, Patricia Rodríguez también explica que la obtención de esta acreditación es el inicio de la apuesta por la acreditación de ENAC para ofrecer a las pymes las máximas garantías: Esta acreditación es el primer paso de la cadena pues reconoce, por el momento, el perfil básico de estas pequeñas organizaciones como productoras de software de buena calidad. Pero ya estamos preparando la acreditación de Softwcare como certificadora de perfiles de procesos VSEs más maduros (perfil organizacional) además de perfiles de procesos para pequeñas organizaciones que desarrollan sistemas o que proporcionan servicios TIC”

Los servicios acreditados, garantía para la pyme española

En muchas ocasiones, las pymes tienen que hacer uso de servicios técnicos muy complejos, como pueden ser ensayos, inspecciones o, como en este caso, certificaciones, y no siempre disponen de los medios para valorar la competencia real que les ofrecen, así como su validez y reconocimiento internacional. 

Para asegurarse de contar con entidades que les aporten seguridad y garantías tanto en España como a nivel internacional, elegir servicios acreditados por ENAC ofrece la seguridad de optar por  un proveedor que ha demostrado que cumple con las buenas prácticas y es competente a la hora de proporcionar un servicio consistente y fiable, imparcial y preciso, que cumple con normas internacionalmente reconocidas.  Asimismo, invertir servicios acreditados puede convertirse también en una inversión en crecimiento y  expansión de mercados, ya que la acreditación es reconocida en más de 90 países, al tiempo que ayuda a las empresas a incrementar su eficiencia y, por tanto, sus beneficios.