Actualidad de la acreditación

“El proceso de acreditación permite mejorar la seguridad del paciente, depurar actividades y circuitos, detectar oportunidades de mejora y disminuir los costes”

El Laboratorio Clínico del Hospital Universitario de Fuenlabrada ha obtenido la acreditación ENAC conforme a la norma UNE-EN ISO 22870, una norma con requisitos específicos aplicables a los análisis que no se llevan a cabo en el propio laboratorio sino que se realizan en el lugar dónde está el paciente (Point of care testing, POCT) y es evaluada conjuntamente con la norma UNE-EN ISO 15189. Con ello, se convierte en el primer laboratorio español en haber obtenido la acreditación por ambas normas internacionales.

Para alcanzar la acreditación en estos análisis, es fundamental la coordinación del laboratorio con los servicios y unidades dónde se encuentran los dispositivos POCT mediante la creación de grupos de gestión multidisciplinares y la implicación de todo el personal que interviene en la realización de estos ensayos.

El Dr. Santiago Prieto Menchero, Jefe de Servicio del Laboratorio Clínico del hospital, explica los beneficios que ha supuesto la acreditación tanto para el hospital como para sus pacientes.

¿Qué son los análisis POCT y para qué tipo de asistencia al paciente son adecuados?

Los análisis POCT incluyen aquellas pruebas de laboratorio que son realizadas en el mismo lugar en el que se encuentra el paciente o cerca del mismo, influyendo los resultados obtenidos en posibles cambios en el cuidado del mismo. Son de gran utilidad en aquellas situaciones en los que la respuesta inmediata es importante para la realización de diagnósticos, evaluación del estado de paciente o modificación de pautas terapéuticas, siendo representativas las unidades de urgencias, neonatos o cuidados intensivos. En aquellas situaciones en los que el centro no dispone de servicio de laboratorio (por ejemplo, centros de salud para atención primaria), las pruebas POCT pueden jugar un papel relevante.

Hay que diferenciar entre “equipos válidos para POCT”, que pueden estar instalados en el área de trabajo de laboratorio, y “análisis POCT”, que se realizan en este tipo de equipos pero  pueden estar ubicados en cualquier parte del centro o en un centro satélite. Es un ejemplo de laboratorio sin paredes: cualquier área del centro donde se realizan pruebas diagnósticas con muestras no tisulares forma parte del laboratorio.

“Ser el primer hospital de España en conseguir la acreditación por la norma UNE-EN ISO 22870 es un hito que nos motiva a seguir integrando la calidad como un eje de nuestra asistencia”

¿Por qué han decidido apostar por la acreditación?

El proceso de acreditación permite establecer procedimientos normalizados de trabajo, definición del control estadístico de procesos, desarrollo de programas de identificación y capacitación de usuarios, colaboración interdisciplinar entre diferentes servicios del hospital y desarrollo de indicadores clave de procesos que permiten, en definitiva, mejorar la seguridad del paciente, depurar actividades y circuitos, detectar oportunidades de mejora en el sistema y disminuir los costes asociados a la no calidad

En el Hospital Universitario de Fuenlabrada tenemos un lema: “Decimos lo que hacemos y hacemos lo que decimos”. Saber que esto es así nos empodera como un centro de alto nivel de calidad. Conseguir que eso, además, se acredite por una norma ISO hace explícito ese compromiso con nuestros pacientes y con el Sistema Nacional de Salud.

A eso se añade ser el primer hospital de España en conseguir la acreditación por la norma UNE-EN ISO 22870, un hito que nos motiva a seguir integrando la calidad como un eje de nuestra asistencia.

¿Qué beneficios conlleva para el paciente?

La implementación de metodologías POCT permite la obtención inmediata de resultados, agilizando de esta forma la toma de decisiones médicas. Este hecho presenta interés para la monitorización en pacientes ya que permite la modulación de tratamientos de forma rápida y sencilla. Es especialmente relevante en aquellos pacientes críticos en los que se requiere una acción inmediata por parte del clínico.

“La acreditación proporciona un valor a nuestro sistema de calidad que se traduce de forma directa en un incremento de la seguridad del paciente”

Adicionalmente, la protocolización de metodologías de trabajo, la trazabilidad de actividades y usuarios implicados, la detección y la prevención de no conformidades, la apuesta por una formación adecuada del personal y la generación de una filosofía de trabajo basada en la calidad, supone una clara disminución los riesgos asociados a los errores de carácter pre-analítico y analítico, mejorando además la gestión del sistema y las actuaciones post-analíticas. Globalmente, por tanto, el sistema de acreditación proporciona un valor a nuestro sistema de calidad, que se traduce de forma directa en un incremento de la seguridad del paciente.

¿Cómo ha sido la coordinación del laboratorio con los servicios y unidades en los que se llevan a cabo los análisis de POCT en el proceso de acreditación?

Es un proceso largo que, para que tenga éxito, precisa de cambios en la mentalidad, formación específica, mecanismos de control adicionales e identificación del proyecto como proyecto del hospital. Los profesionales del Hospital Universitario de Fuenlabrada tenemos integrados esos conceptos.

El proyecto ha contado desde sus fases iniciales con el apoyo de la gerencia y de todas las direcciones del centro. Las distintas unidades que cuentan con equipos POCT se han integrado activamente.

La principal herramienta para la coordinación del proceso de acreditación ha sido el Comité de POCT del Hospital de Fuenlabrada, cuyo origen tiene su base en el proyecto de acreditación.

“Obtener la acreditación es un proceso largo que, para que tenga éxito, precisa de cambios en la mentalidad, formación específica, mecanismos de control adicionales e identificación del proyecto como proyecto del hospital”

Este comité integra entre sus miembros a personal de las unidades de calidad, gestión económica y financiera, a supervisores de enfermería de las unidades POCT y a técnicos y facultativos de laboratorio, siendo presidido y liderado por el laboratorio clínico. Existe además una fluida comunicación con las jefaturas de servicio de las distintas unidades implicadas.

Se ha contado también con el apoyo y soporte de la Asociación Española de Biopatología Médica - Medicina de Laboratorio- y la colaboración proactiva de la empresa Werfen, propietaria de la tecnología de gasometría que estamos utilizando actualmente.